cadiEl cambio climático en los Pirineos ya es un hecho. La falta de datos y estudios, homogéneos y globales en las dos vertientes del Macizo, fue identificada como una dificultad general para la caracterización de los impactos del cambio climático en los Pirineos. Además de la problemática de los intercambios transfronterizos, el medio de montaña es de por sí un entorno difícil para el estudio del clima, tanto debido a la variabilidad espacial de los parámetros (concretamente de altura, exposición, y distancia con respecto al mar) como debido a la disponibilidad limitada de largas series de datos.

La cooperación juega entonces enteramente su papel, compartiendo los conocimientos existentes para obtener una visión general sobre el Macizo que permita optimizar las fuentes de información.

Además, es indispensable actuar de manera simultánea a dos niveles:
          - Por un lado, solo una reducción inmediata y drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) frenará las graves repercusiones que puede suponer el cambio climático: se trata de la acción de atenuación del cambio climático;
          - Por otra parte, la sociedad debe aceptar el reto de tener que adaptarse a las consecuencias del cambio climático reduciendo la vulnerabilidad y adaptando a los actores y los territorios a dicho cambio: se trata de la acción de adaptación al cambio climático. En efecto, las medidas de adaptación se han convertido en un complemento inevitable e indispensable de las medidas de atenuación de las emisiones de los GEI.

Las estrategias de atenuación del cambio climático han tenido un gran desarrollo en los últimos veinte años. En cambio, la parte de adaptación al cambio climático ha surgido hace muy poco. Estancada debido a la falta de conocimiento, en un primer momento se centró principalmente en la puesta en marcha de programas de investigación.

Por otro lado, los impactos del cambio climático varían, y variarán mucho, de un territorio a otro debido a su contexto geográfico, socioeconómico o incluso cultural. Por lo tanto, la adaptación al cambio climático deberá ser proyectada, principalmente, a nivel regional y local, y las soluciones se deberán adaptar a cada territorio y a cada sector en relación con los actores implicados.

El Observatorio Pirenaico del Cambio Climático

La Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), muy consciente del papel determinante que desempeña para el macizo pirenaico, ha decidido establecer en este ámbito un marco de acciones compartidas entre sus miembros. Para ello puso en marcha el proyecto del Observatorio Pirenaico del Cambio Climático (OPCC).

El objetivo principal de este proyecto consiste en comprender los impactos del cambio climático en los Pirineos y de comprometerse en el objetivo de acompañar en la adaptación al territorio, particularmente frágil. Servirá también para obtener valiosa información sobre la situación medioambiental del Macizo a través del estudio de las consecuencias climáticas en el bosque, la biodiversidad, el agua y los riesgos naturales y extraer unas primeras conclusiones a modo de recomendaciones operativas para otros sectores.


Para saber más:
opcc
>
El OPCC : ‘¿Quiénes somos?’

> El proyecto POCTEFA (OPCC-EFA 235/11)


logo def>
'Observar para adaptarse’
fue también el lema del Coloquio internacional sobre el cambio climático en zonas de montaña, organizado por la CTP, en el marco del proyecto OPCC-POCTEFA, el 6 de noviembre de 2013 en Pamplona.

 

logoCtp

 

logoTourbillon2


ue feder.png

logoAndorre

logoAquitaine

logoAragon

logoCatalogne

logoPaysBasque

logoLr

logoMP

logoNavarre