Energía

Usted está aquí

El impacto del cambio climático en el ciclo hidrológico puede afectar a la capacidad de las centrales hidráulicas para producir energía en algunos períodos del año.

 

El cambio en el régimen de las precipitaciones y la modificación del calendario del deshielo, inciden en la capacidad de acumulación de los embalses destinados a la producción de energía hidráulica. 

Las sequías del 2003, 2005, 2007 y 2012 provocaron disminuciones considerables de la producción de energía hidráulica tanto en la cuenca del Ebro como en la del Haute-Garonne.
La fusión anticipada de la nieve, a causa de las altas temperaturas, está anticipando el pico primaveral del caudal de los ríos pirenaicos. Esta situación a menudo provoca que se colme la capacidad de acúmulo de muchos embalses durante las épocas de lluvia.

 

La producción de energía solar podría verse favorecida en el futuro por un incremento del índice de la irradiación solar en toda la cordillera pirenaica.

Los cambios previstos en la nubosidad y contenido de vapor de agua atmosférico causados por el cambio climático, podrían derivar en un incremento de la radiación solar total, con efectos positivos en la producción de energía de origen solar.

La capacidad potencial de producción de energía fotovoltaica podría aumentar en un 10 % a mediados de siglo respecto a la capacidad actual.
No obstante, este incremento podría verse alterado por el incremento de las temperaturas, que afecta negativamente a los sistemas fotovoltaicos, y por los daños causados por  evento meteorológicos extremos.

 

La producción de energía eólica podría verse negativamente afectada en las próximas décadas a causa del cambio climático

Los cambios previstos en el patrón de los vientos y la esperada reducción de su velocidad media en superficie (hasta  un9% más lentos) podría reducir el potencial de producción de energía eólica en alrededor de -1 MWh/día respecto a los valores actuales durante el transcurso de este siglo.

 

Es previsible que la demanda estacional de energía varíe considerablemente en las próximas décadas debido al aumento de las temperaturas medias y a las olas de calor.

Los inviernos cada vez más suaves y los veranos más calurosos y marcados por las olas de calor han provocado cambios en la estructura de la demanda energética para calefacción y refrigeración.

Es muy probable que en los próximos años aumente la demanda energética para cubrir las necesidades crecientes de enfriamiento en verano (picos de demanda).
Además, este aumento de demanda podría coincidir con el momento en que la capacidad de generar energía hidroeléctrica es más baja a causa de las sequías típicas de los meses de verano y de la demanda creciente de agua para otros usos (agricultura y consumo humano).
Si las olas de calor se hacen cada vez más frecuentes e intensas como prevén los principales modelos, los picos de demanda durante el verano podrían agudizarse y generar problemas de abastecimiento y conflictos con el sector agrícola.

 

Las infraestructuras de producción y transporte de energía podrían verse afectadas por el incremento previsto de los riesgos naturales.

Muchas de las infraestructuras energéticas y sistemas de transmisión y transformación de energía en ambas vertientes de los Pirineos están particularmente expuestas a los riesgos climáticos y a los riesgos naturales inducidos o potenciado por estos.

 

Recomendaciones:

  • Diversificar las fuentes de energía priorizando las fuentes de energías renovables.
  • Fomentar la transición a un modelo de generación de energía renovable y distribuida en sustitución al modelo de producción centralizada actual.
  • Optimizar el uso de recursos hídricos en la producción de energía hidroeléctrica y termoeléctrica.
  • Adecuar la gestión del sector energético a las posibles variaciones de la demanda.
  • Fomentar el uso racional de la energía en todos los sectores socioeconómicos de los Pirineos, en especial durante los picos de afluencia turística.
  • Profundizar sobre las potenciales limitaciones del sistema energético actual frente a los desafíos climáticos.

 

Accede al Geoportal

 

 

 

 

Acceder

Comité técnico y Comité ejecutivo

Govern d'Andorra Région Nouvelle-Aquitaine Gobierno de Aragón Generalitat de Catalunya Eusko Jaurlaritza | Gobierno Vasco Occitanie Nafarroako Gobernua | Gobierno de Navarra


Comité de coordinación y socios del proyecto OPCC2

FORESPIR CTP Universidad Zaragoza IPE - CSIC Conservatorie Botanique National EEAD - CSIC brgm


Cofinanciadores del proyecto OPCC2

Occitanie alima'agri POCTEFA Fundación Biodiversidad PIMA adapta

OBSERVATORIO PIRENAICO DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Avenida Nuestra Señora de la Victoria, 8
22.700 - Jaca
Huesca - España

+34 974 36 31 00
info_opcc@ctp.org

Contactar